Dormir sin calor, ni aire acondicionado

D

Estas noches hacen que el calor nos haga imposible dormir tranquilamente. Y para que el gasto energético no nos aumente os mostramos unos pequeños consejos para dormir mejor en estas noches calurosas de verano.

Lo fundamental es evitar que el aire caliente entre en la habitación. Por ejemplo usando un ventilador dirigido a las ventanas así se evita que entre el bochorno. Otra opción es poner un bol de agua fría o hielo delante del ventilador para que el aire sea más fresco.

A la hora de elegir el pijama, lo mejor será uno con tela ligera para que nuestro cuerpo transpire y deje pasar el calor.

Dormir solo es lo más recomendado, dormir en pareja aumenta el calor corporal y que la ropa de cama quede pegajosa. Además si puedes dormir a ras de suelo, tu descanso será más fresco ya que el calor tiende a estar arriba.

Darse una ducha templada antes de dormir también te ayudará a soportar el calor, pero para algunas personas puede ser contraproducente y quitarles el sueño.

Cenar ensaladas o cenas frías ya que las cenas calientes obligan a tu cuerpo a producir más calor para digerirlas. Lo más recomendable puede ser, un gazpacho, yogur, ensaladas o frutas y además beber mucha agua, así tu cuerpo te ayudará a evacuar el calor.

Apagar las luces y dispositivos electrónicos para gastar menos energía y para que paren de emitir calor.

Pero todo esto tiene que estar acompañado de un sistema de descanso, recuerda que si tu colchón tiene más de 10 años es recomendable cambiarlo, puedes ver las mejores ofertas aquí: Descuento en colchones

Fuente: http://elpais.com/elpais/2014/07/18/buenavida/1405680416_626488.html

Sobre el autor

Añadir comentarios